28 noviembre, 2016

Sal

En el mercado existen distintos tipos de sal en función del uso al que vaya destinada. Existe sal preparada para uso alimentario, deshielo, industria química, descalcificación y tratamiento de agua. Los distintos tipos de sal se clasifican según su procedencia, tratamiento, granulometría y pureza.
La sal especialmente preparada para su uso en piscina se divide, principalmente en dos tipos: Sal Marina y Sal Vacuum.

Sal Marina
Es el proceso de elaboración de sal más natural. Se obtiene a partir del agua del mar, por acción del viento y del sol. La sal así obtenida es recogida del cristalizador y se somete a un proceso de lavado mediante centrifugación, un proceso de secado y cribado específico, obteniendo una granulometría gruesa específica. Presenta unas características físico–químicas que la hacen especialmente adecuada para su uso en desinfección de agua por el proceso de electrólisis.

Cloruro de sodio: 99,40 %
Granulometría: 0-12 mm

 

Sal Vacuum

Es una sal que se obtiene a partir de una sal líquida, salmuera purificada, decantada y depurada químicamente y que, por un proceso de termo c
ompresión y evaporación al vacío, se solidifican y cristalizan los granos de sal en forma esférica con un contenido en cloruro sódico (NaCl) sobre el 99,9 % de pureza. La sal vacuum es una sal químicamente pura.

Cloruro de sodio: 99,90 %
Granulometría: Este tipo de sal suele presentarse compactada en forma de pastillas o briquetas.

 

 

Sales especiales
Aquaswim acti +
Especialmente recomendado para piscinas de una extensa utilización durante el año, climatizadas o con agua a altas temperaturas, así como para aguas con alta concentración en cal.
Más que sal, es una pastilla multifunción que incluye: la sal necesaria para realizar el proceso de electrólisis, estabilizante para prolongar el ciclo de vida del cloro y las funciones antical y anticorrosión.

 

 

 

Sales Epsom
Son sales extraídas naturalmente. Normalmente se utilizan en tanques de flotación, spas, hidromasajes etc… Estas sales permiten a la persona que toma los baños llegar al estado de gravedad cero o flotación, de manera que se elimina el 90%de los impulsos enviados por el sistema nervioso al celebro, llegando a obtener una profunda relajación física, nerviosa y mental. Alivia tensiones físicas, facilita la recuperación muscular, reduce dolores crónicos, produce elongación de la columna vertebral (dolores lumbares y ciáticos), disminución del ritmo cardiaco y respiratorio, mayor oxigenación del tejido muscular, colabora en el equilibrio de la columna vertebral, acelera la recuperación física, previene lesiones, facilita los trabajos de manipulación posteriores ( sesiones de masajes, fisioterapia, osteopatía), minimiza los efectos del jet-lag ( cambio husos horarios) y tiene efectos beneficiosos para la piel.